29 nov. 2012


Queridos amigos,


Los integrantes del comité organizador de las jornadas, aún con la resaca de las mismas, queríamos expresar nuestro agradecimiento a todos los que habéis asistido.
Estamos orgullosos de lo que transmitisteis durante en este día y medio en Valladolid. A muchos os hemos podido conocer, por lo que hemos charlado e intercambiado opiniones, tanto durante los descansos como en la fiesta. Pero realmente nos habría gustado conocer la historia y el porqué de cada uno de los que habéis venido.
Sabemos que tenemos mucho que mejorar de cara a la organización, pero intentaremos mejorar de año en año. Por eso, además de publicar este post de agradecimiento, nos gustaría que sirviera de “muro” en el que fuerais dejando algún comentario sobre esta segunda edición de La Revolución Delirante.
Permaneced atentos, porque en unos días comenzaremos con cambios en la web: inauguraremos nuevas secciones para que participéis en ellas y colgaremos fotos y nuevos libros.
Hasta pronto y gracias por todo, polillas.
 
Celia, Juan Pablo, Antonio, Antía y Laura.
Si puó fare.


Dibujo: Ugo Guarino, 1979

2 comentarios:

  1. yo era la primera vez que asistia a estas jornadas. unos compañeros de Barcelona me las habías recomendado y la verdad es que no me esperaba tanto. Soy PIR-1 y fui con una amiga que es auxiliar de Salud Mental y nos encantó la libertad que había para hablar.
    Repetiremos el año que viene!!
    Muchas gracias,

    Lucía Rodríguez
    Castellón

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo Lucía ya lo dije en la encuesta k nos enviaron. Lo fácil k se hizo hablar fue lo más llamativo xq normalmente en los congresos se tiene miedo a decir lo k se piensa.
    Del lado negativo solo diría que el tiempo d debate era un pc corto, much@s nos quedamos sin poder hablar. Y no me gustó k la gente se pusiera como a defender cada uno su trabajo. Hubo un momento k parecía que solo se defendía ser enfermero o educador o lo que fuera... Eso no nos gustó.

    Pero el resto genial. nosotr@s también repetiremos.

    Besos desde Murcia!!
    Loreto Arribas, psicóloga clínica

    ResponderEliminar