12 jul. 2016

Cineclub "Un mundo dentro del mundo" - 12 de Julio - Harold and Maude, Hal Ashby, 1971


Harold y Maude es una película dirigida por el director de cine Hal Ashby. En 1971, recién estrenado el film, provocó el horror de algunos críticos, así como la incomprensión y desprecio de parte del público. Transcurridas varias décadas, la película, lejos de haber quedado olvidada, ha generado un fervoroso culto. Harold (Bud Cort) es un jovencito de familia rica obsesionado con la muerte, hasta el punto de fingir una y otra vez actos suicidas. También visita los entierros de desconocidos, donde se muestra morbosamente satisfecho ante la contemplación de la muerte de otros. En uno de esos entierros conoce a Maude (Ruth Gordon), una anciana subversiva que sólo ve motivos para vivir plenamente la vida. 
Con esta película del todo innovadora y original, cerramos el segundo ciclo de “Los Cuatro Temperamentos". El humor negro e irreverente de esta película escapa del estereotipo de la comedia romántica.
Entre los muchos temas que trata la película, es de destacar la antagónica personalidad de los protagonistas, que les hará unirse. A medida que avanza la película veremos cómo Maude, a través de sus conversaciones con el joven Harold, irá insuflándole la importancia de buscar, experimentar, arriesgar y saltarse las normas para encontrar la felicidad "aspira a superar la moralidad: si aplicas eso a la vida, la disfrutarás mucho". También, le muestra la necesidad y casi obligación, de ser uno mismo para ser feliz, en contraposición a las pautas, normas y restricciones que nos imponen la familia, sociedad, religión y el estado. Además, el film nos muestra el amor como una forma de romper esquemas y convenciones establecidas, superando diferencias de edad, de clases sociales y de planteamientos vitales.
Al mismo tiempo, a lo largo de todo el metraje, sus diálogos reflejan la época en la que se enmarca la historia, mostrándonos un período de grandes convulsiones cargado de fuertes movimientos por los derechos civiles en EE.UU. Así, 40 años después, Harold y Maude, resulta tan transgresora como antaño, conservando sus propuestas sobre el amor, la muerte y el control social , manteniendo en nuestros días su vigencia y atrevida frescura.

Aprovechamos para agradecer a todos los cinéticos la gran acogida de este ciclo. Ya estamos preparando el próximo.
Sin más, nos vemos esta tarde, fresquitos, en el salón de actos del Palacio Villena, a las 19h.
Os esperamos.



19 jun. 2016

Cineclub "Un mundo dentro del mundo" - 21 de Junio - Borrachera de poder, Claude Chabrol, 2006




Borrachera de poder (L'ivresse du pouvoir) es una película francesa dirigida por el director de cine Claude Chabrol con la que continuamos, el próximo martes, nuestro ciclo "Los cuatro temperamentos".
El maestro Claude Chabrol, como en muchas de sus películas, nos hace una radiografía de la sociedad actual, realizando una crítica feroz a la burguesía y a los poderosos. Así, por un lado, nos muestra cómo afecta el poder a la jueza que instruye el caso y cómo su plena dedicación anula totalmente su vida familiar y sentimental. Y por otro, nos muestra el desmoronamiento de los funcionarios y los ejecutivos, plasmando la evaporación de un mundo lujoso y despótico con la bajada repentina a los infiernos de los careos en el juzgado, los cacheos humillantes en prisión...
El director nos muestra a una mujer que tiene el rol dominante, como ya indica su propio apellido, Charmant-Killman, mezcla de francés e inglés que se podría traducir como "encantadora mata hombres". Y mientras Jeanne domina a todas las figuras masculinas de la película, desde su apocado marido, pasando por el jefe de policía o por el todopoderoso director de una empresa, el poder comienza a dominarla a ella, sin saber que su ambición está avivada precisamente por aquellos a los que persigue para intentar comprarla.
El film estudia la relación entre el poder y la corrupción. El poder transita entre unos y otros como una fuerza misteriosa que transforma a todos los que entran en contacto con él, tanto a los que lo descubren como a los que lo pierden. Como explica el propio Chabrol, hasta la protagonista acabará convertida en una especie de Robespierre, pues "persigue un ideal de justicia, pero el poder que encarna la embriaga".

5 jun. 2016

Poesía moderna sobre la psicosis



La Revolución Delirante quiere pedirte colaboración para un proyecto de expresión personal. Un disco-libro titulado Poesía moderna sobre la psicosis, el primer trabajo del artista vallisoletano Pedradas.
La belleza de sus letras refleja tanto la oscuridad de sus vivencias como su gran capacidad para escribir. Todo, en un deseo para gritar al mundo que él no es un enfermo, sino un poeta que sufre y ha sufrido del amor y del silencio.

Os dejamos con la descripción que él hace de su proyecto, junto con el enlace para hacer de este sueño una realidad:




Pedradas es un joven al que le dijeron que estaba enfermo. Creó música reivindicándose y se imbuyó en el mundo de la poesía para revivir su supuesto delirio. Reivindicarse, para él, es plantar cara.
Supongo que Poesía moderna sobra la psicosis empezó a gestarse en una de mis visitas al psiquiatra. En ellas no conseguía expresarle lo que me pasaba. Como me gustaba el rap y me sentía identificado con el movimiento hice una canción.
Así nació Lluvia. ¡Qué orgulloso estaba de ella! Una voz desgarradora y una letra poética escrita con todo mi esfuerzo. Fue cuando me di cuenta de lo que era capaz.

La luciérnaga en la oscuridad
En mis largos años de persona diagnosticada con enfermedad mental, creí que todo estaba perdido, pero surgió este proyecto: un rayo de esperanza.
Poesía moderna sobre la psicosis ha supuesto un reto para mí. Cada letra está llena de amor. Duelos con el bolígrafo para plasmar lo bello del delirio.
Para mí este disco es el principio de un sueño tintado, una obra de superación frente al estigma de inútil. Me sirve para relacionarme más allá de la palabra, con el sentimiento…

El arte contra el estigma
Cualquier forma de hacer arte es reivindicarse. Pero sobre todo quiero hacer hincapié en el sonido del silencio. 
A veces se escucha en un despacho del psiquiatra. 
Algunos oyen voces cuando nadie habla. 
El sonido del silencio es el final del mutismo y, al mismo tiempo, la expresión de éste. 
No pude hablar y canté contra el estigma de la mal llamada “enfermedad mental”.
Todas estas razones me llevan a reunir ganas para publicar y distribuir mi primer disco. Una grabación acompañada de mi poesía en formato libro. 

Gracias a la colaboración de un magnífico productor local, David de la Plaza, y de uno de los mejores editores del país, Mauricio Jalón, lo que empezó como un escape personal podría acabar transmitiendo al mundo lo bello de mis vivencias.

Puedes colaborar a través de la página de micromecenazgo verkami.es, en el enlace

Muchas gracias a todos.

11 abr. 2016

Cineclub "Un mundo dentro del mundo" - 12 de Abril - La bestia humana, J. Renoir, 1938




La bestia humana (La bete humaine), película estrenada en el año 1938, es un drama dirigido por el gran cineasta francés Jean Renoir. Esta película, basada en la novela homónima de E. Zola, sería años después versionada de nuevo en la película “Deseos humanos” por Fritz Lang (1954).

El director nos narra la peculiar historia de Jacques Lantier (Jean Gabin), un hombre solitario marcado desde sus inicios por el estigma de tener una ascendencia familiar con problemas de abuso del alcohol y desequilibrio psíquico . Desde su infancia, Jacques tiene en ocasiones, accesos de violencia que escapan a su control y voluntad. Fatalmente cometerá el gran error de enamorarse de la mujer de su jefe, Sévérine (Simone Simon), mujer seductora y femme fatal que tratará de inducirlo a matar a su marido, Roubaud (Fernand Ledoux), produciéndose consecuencias incontrolables para todos.

Jean Renoir, uno de los mejores cineastas de la historia, nos introduce en este film las teorías antropológicas-deterministas de la época en la que fue escrita la novela de E. Zola y que siguen  estando presentes en la actualidad de la mano de teorías cientificistas y biologicistas. Pareciera así que el determinismo genético acaba por arrollar las normas sociales y morales en las que el ser humano vive inmerso desde su nacimiento, teniendo éste poco qué hacer contra su destino.

Así, la película nos presenta a Jacques Lantier, un hombre que vive atormentado con la idea de haber heredado de sus antepasados una agresividad que aparece de forma repentina y que no es capaz de anular con su voluntad. De esta forma, Jaques intenta evitar estos estados de enajenación viviendo de forma solitaria, sin implicarse emocionalmente con las personas y centrándose en su trabajo, que es la única forma en la que se siente a salvo de sí mismo y de sus propios impulsos.

Buena parte de la fuerza de película proviene, precisamente, de su manera de conjugar las diferentes personalidades de sus protagonistas, la impulsividad de Lantier, la tensión sexual que provoca Séverine y la brutalidad de Roubaud.

“La bestia humana” es una de las cintas más crudas de Renoir, en la que explora el lado más animal del ser humano, ahondando en el desenfreno y la locura, en el instinto y la pasión, la demencia y el descontrol.

La disfrutaremos juntos mañana, día 12, a las 19h en el salón de actos del Palacio Villena (Museo Nacional de Escultura). Dará mucho para debatir.