28 mar. 2012

La Revolución Delirante / Manifiesto 2012

 
“La Revolución Delirante” comienza en 2011 como un proyecto de varios jóvenes que nos formamos o trabajamos en los servicios de Salud Mental de Valladolid. Nos movía el deseo de afrontar esta profesión desde un punto de vista diferente al que se impone desde la rigidez y encorsetamiento del positivismo psiquiátrico. Y queríamos compartir este propósito con nuestros compañeros, pues sabemos que la formación de los jóvenes suele ir dirigida en esa única dirección. Cada día comprobamos que estamos heredando una psiquiatría enrarecida, naturalista pero desnaturalizada, que se aparta del loco, de su acompañamiento y de su escucha refugiándose en las clasificaciones, las teorías genéticas y el tratamiento exclusivamente farmacológico. Por ello decidimos organizar las I Jornadas de Jóvenes Profesionales de la Salud Mental, una reunión pensada como lugar de encuentro clínico y asistencial que, entre otras cosas, nos llevaría al intercambio de ideas, el cuestionamiento de nuestra propia práctica y el planteamiento de estrategias para mejorarla.

Para nuestra sorpresa la idea congregó a más de doscientos cincuenta profesionales, originándose un debate rico, libre e interesante en un ambiente de animación repentino e insólito en este tipo de eventos. Nos sobran, por tanto, razones para sentirnos impulsados a convocar las segundas jornadas en 2012.

En esta ocasión aprovecharemos para incidir especialmente en la composición multidisciplinar de las mesas clínicas, que estarán formadas por un psiquiatra o psicólogo, un enfermero o auxiliar de enfermería y un trabajador o educador social. Con ello pretendemos que en todas esté representado el equipo terapéutico, entendido como pieza fundamental e insustituible de la asistencia en salud mental.

Por supuesto, conservaremos los tres principios que se mostraron fundamentales en la edición inaugural. En primer lugar, será organizada, promovida y llevada a cabo por jóvenes; en segundo, irá dirigida a todo tipo de profesionales de la salud mental; y, por último, tendrá un carácter absolutamente gratuito para todos los asistentes.

Franco Basaglia decía que «si la institución se gestiona por su personal de forma cerrada, tanto mental como prácticamente, la institución está cerrada; si se hace lo contrario, la institución se abre».  Ahora, abiertos al futuro, continuamos con “La Revolución Delirante”.

Asociación La Revolución Delirante
 Foto: www.capitulouno.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario