23 jul. 2015

V Jornadas o por qué ser libre de humos



La Revolución Delirante es un movimiento que, desde sus inicios, ha intentado fomentar la reflexión y el cuestionamiento de la Salud Mental.

La ideología y las prácticas que hoy predominan ante el malestar psíquico descartan la escucha, objetivizan al sujeto y desprecian el valor del vínculo en la clínica. Todos somos testigos de cómo el paradigma biocomercial va aumentando peligrosamente su presencia entre los profesionales de nuestro campo. Este modelo defiende la mirada médica del sufrimiento humano, un punto de vista basado en supuestos desórdenes genéticos o bioquímicos que únicamente lleva al profesional a descubrir enfermedades.

Cada día comprobamos que esta posición teórica y sus avances pseudocientíficos (aumento en el número de diagnósticos, multiplicación de las indicaciones de los fármacos, elaboración de nuevos protocolos de actuación, implementación de test y cuestionarios, y otras acciones basadas en la evidencia) responden más a los intereses comerciales de la industria farmacéutica –y su repercusión en los mercados– que al intento de mejorar la asistencia y comprensión del malestar. Buen ejemplo de ello es que la formación de muchos profesionales de la Salud Mental se financie e incluso se lleve a cabo por estos laboratorios.


Desde las primeras jornadas de La Revolución Delirante nos propusimos organizar un espacio independiente de formación, de intercambio de conocimientos clínicos y asistenciales. Un lugar de encuentro que fuera organizado y promovido por jóvenes, que se dirigiera a todos los profesionales de la Salud Mental y que fuera gratuito. Podemos sentirnos orgullosos de haber conseguido mantener intactos estos principios desde aquel año 2011, aunque la industria siempre había patrocinado un porcentaje de la organización de las Jornadas. Somos conscientes de la contradicción que existía y así nos lo habéis manifestado en multitud de ocasiones, pero hasta hoy no encontrábamos la forma de financiarlas sin este apoyo. Bien es cierto que pocos han sido los laboratorios farmacéuticos que apostaban por un grupo de chalados como nosotros, que decían este tipo de cosas y que siempre se han mantenidos fieles a sus ideas, pero esta espina seguía clavada y queríamos buscar una forma de sacarla.

Así las cosas, en 2015 queremos dar un paso más con todos vosotros. Queremos seguir firmes en nuestro posicionamiento con respecto al positivismo y toda su maquinaria biocomercial. Por eso –por fin– prescindimos definitivamente de la industria farmacéutica y las V Jornadas serán por completo libres de humos.

Pero esto no es fácil. Sois más de 600 cada año y queremos seguir contando con un catering y un servicio de azafatos que contrate a personas diagnosticadas, tener una sala decente y que nuestra reunión sea un éxito. Y necesitamos vuestra ayuda.

Así, hemos resuelto elaborar un sistema de micro-mecenazgo, una forma de co-financiación de todos los que vayáis a acudir a las Jornadas o simplemente queráis colaborar con este tipo de posiciones respecto a la locura. En http://www.verkami.com/projects/12277-v-jornadas-de-jovenes-profesionales-de-la-salud-mental-la-revolucion-delirante, tenéis el proyecto. Es muy sencillo: se elige una cantidad económica y recibes, a cambio, una serie de compensaciones en función de la que has seleccionado –además de la satisfacción de hacer fuerza con nosotros–. Sólo si llegamos al total de 6000 euros dentro del tiempo limitado que está abierto el proyecto se realizará el desembolso de tu cuenta; en caso contrario, no se os cobrará nada y no recibiremos ni una peseta.

Por ello, tanto si vas a asistir, como si ya has asistido a otras ediciones, o simplemente compartes nuestros planteamientos, te invitamos a empujar para que espacios independientes y multidisciplinares de formación de profesionales de la Salud Mental se puedan llevar a cabo.


Ánimo, deliremos y pensemos que otra Salud Mental es posible. Ya es hora.

7 jul. 2015

Cineclub "Un mundo dentro del mundo" - 9 de Julio - La última película, P. Bogdanovich






Comienza la segunda parte de nuestro ciclo "Los cuatro temperamentos". Este conjunto de películas estará dedicado a la Melancolía con motivo de la exposición Tiempos de Melancolía. Creación y desengaño en la España del Siglo de Oro que acaba de inaugurarse en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, sede colaboradora de nuestro Cineclub. 

Este jueves, a las 19h, podremos disfrutar de "La última película", cinta de 1971 dirigida por Peter Bogdanovich. Con ella nos situaremos en Anarene, un pequeño pueblo de Tejas impecablemente nostálgico y deprimente. En esa particular localización un grupo de jóvenes  tiene que afrontar el paso de la adolescencia a la madurez dentro de una sociedad represora y cambiante. Ávidos por encontrar un lugar propio y único en el mundo se embarcarán en una búsqueda constante de nuevas experiencias. Pero a su vez, en ese viaje iniciático, se  tendrán que enfrentar a una serie de nuevas vivencias y conflictos emocionales como son la soledad, la ausencia de referentes y valores, la traición, la pérdida   y la sensación de abandono.

La mirada que nos ofrece Bogdanovich en este largometraje sobre los acontecimientos es serena y melancólica. El punto de vista de alguien que observa el inexorable paso del tiempo, evocando con pesar las experiencias vividas y rememorando el esplendor de una época que nos remite al tópico de que "cualquier tiempo pasado fue mejor". Así lo metaforiza el título del film, en el que el cine y todo lo que representa muere poco apoco con el paso del tiempo.

Inauguramos un bloque de nuestro Cineclub que no dejará a nadie indiferente.

Os esperamos.